Cuando el agua y el sedimento arrasan con todo
¿ Catástrofe evitable ?

Alud

Aluvión

Señales para identificar casas en riesgo de aluvión

Un aluvión es un fenómeno natural que se produce cuando se produce un torrente o flujo rápido de agua, lodo, rocas y otros materiales sueltos que descienden con gran fuerza por un cauce de un río, generalmente debido a lluvias intensas, deshielos, erupciones volcánicas u otros eventos que generan una gran cantidad de agua y sedimentos en movimiento.

Los aluviones pueden ser extremadamente destructivos y representar un peligro para las personas y las infraestructuras. El flujo rápido de agua y sedimentos puede arrastrar árboles, vehículos, edificios y cualquier otra cosa que se encuentre en su camino, causando inundaciones repentinas, destrucción de puentes, carreteras y viviendas, e incluso pérdidas humanas.

Las áreas propensas a aluviones suelen ser aquellas con pendientes pronunciadas, suelos poco consolidados y una historia de eventos similares en el pasado. Los aluviones pueden ocurrir en cualquier parte del mundo donde se den las condiciones adecuadas, pero son más comunes en regiones montañosas y zonas cercanas a ríos y torrentes.

Es importante tener precaución y seguir las indicaciones de las autoridades en caso de alerta de aluvión. Las medidas de prevención, como la construcción de diques, canales de desviación y sistemas de alerta temprana, pueden ayudar a reducir el impacto de los aluviones en las comunidades afectadas.

Recomendaciones para evitar daños por aluviones en tu próxima casa

Para evitar los riesgos de un aluvión en la construcción de viviendas, es importante tomar en cuenta las características geográficas y geológicas de la zona. Aunque no hay una ubicación completamente libre de riesgos, aquí hay algunas consideraciones para reducir la exposición a aluviones:

  1. Evita construir en zonas de alto riesgo: Identifica y evita construir en áreas catalogadas como de alto riesgo de aluviones por las autoridades competentes. Estas áreas suelen estar cerca de ríos, torrentes, barrancos o en laderas pronunciadas propensas a deslizamientos de tierra.

  2. Consulta los estudios de riesgo: Accede a los estudios de riesgo realizados por expertos geólogos o ingenieros geotécnicos para obtener información precisa sobre las zonas de mayor peligro y tomar decisiones informadas al elegir la ubicación de tu vivienda.

  3. Busca terrenos elevados: Prioriza terrenos más elevados y alejados de cauces de agua y laderas empinadas. Las áreas más altas suelen tener menor riesgo de inundaciones y deslizamientos de tierra.

  4. Verifica la historia de la zona: Investiga la historia de inundaciones y aluviones en la zona en la que planeas construir. Si hay registros de eventos pasados, es recomendable evitar esas áreas.

  5. Infórmate sobre la vegetación y la cobertura del suelo: La vegetación densa y la cobertura vegetal en el área pueden ayudar a estabilizar el suelo y reducir el riesgo de erosión. Asegúrate de que el área tenga una adecuada vegetación y una buena calidad de suelo.

  6. Considera la dirección del agua: Observa la dirección del flujo de agua durante temporadas de lluvias intensas. Evita construir en áreas que se encuentren en el camino del agua que podría provenir de zonas de mayor altitud.

  7. Consulta a expertos: Recurre a la asesoría de ingenieros geotécnicos, arquitectos y otros profesionales especializados en la construcción en zonas propensas a aluviones. 

Recuerda que es fundamental seguir las regulaciones locales y las recomendaciones de las autoridades competentes en cuanto a la construcción en zonas de riesgo. La seguridad y el bienestar de las personas deben ser siempre prioritarios al elegir la ubicación de una vivienda.

¿Aluvión es lo mismo que Alud?

Un aluvión es un fenómeno natural que se produce cuando se produce un torrente o flujo rápido de agua, lodo, rocas y otros materiales sueltos que descienden con gran fuerza por un cauce de un río, generalmente debido a lluvias intensas, deshielos, erupciones volcánicas u otros eventos que generan una gran cantidad de agua y sedimentos en movimiento.

Los aluviones pueden ser extremadamente destructivos y representar un peligro para las personas y las infraestructuras. El flujo rápido de agua y sedimentos puede arrastrar árboles, vehículos, edificios y cualquier otra cosa que se encuentre en su camino, causando inundaciones repentinas, destrucción de puentes, carreteras y viviendas, e incluso pérdidas humanas.

Las áreas propensas a aluviones suelen ser aquellas con pendientes pronunciadas, suelos poco consolidados y una historia de eventos similares en el pasado. Los aluviones pueden ocurrir en cualquier parte del mundo donde se den las condiciones adecuadas, pero son más comunes en regiones montañosas y zonas cercanas a ríos y torrentes.

Es importante tener precaución y seguir las indicaciones de las autoridades en caso de alerta de aluvión. Las medidas de prevención, como la construcción de diques, canales de desviación y sistemas de alerta temprana, pueden ayudar a reducir el impacto de los aluviones en las comunidades afectadas.

Comparativa entre ALUD y ALUVIÓN

Características

Alud

Aluvión

Definición

Desplazamiento rápido de una masa de nieve, hielo o rocas por una pendiente empinada.

Flujo rápido de agua, lodo, rocas y sedimentos que descienden por un cauce de un río o torrente.

Composición

Principalmente nieve, hielo o rocas.

Agua, lodo y sedimentos.

Causas

Acumulación excesiva de nieve, cambios en la temperatura, vibraciones sísmicas, pendientes pronunciadas.

Lluvias intensas, deshielos rápidos, erupciones volcánicas u otros eventos que generan un flujo masivo de agua y sedimentos.

Ubicación

Áreas montañosas con presencia de nieve y pendientes pronunciadas.

Cauces de ríos y torrentes propensos a inundaciones repentinas.

Impacto

Localizado en áreas montañosas.

Puede afectar áreas más extensas a lo largo de ríos y torrentes.

Características claves

Desplazamiento de masa sólida por pendiente.

Flujos rápidos de agua, lodo y sedimentos en un cauce.

Buenas prácticas para el despeje de cauces y canales en la mitigación de aluviones

  • Mantenimiento regular de los cauces y canales.
  • Retirada de obstrucciones y sedimentos.
  • Conservación de la vegetación riparia.
  • Implementación de estructuras de retención y desviación.
  • Control de la erosión de las orillas.
  • Monitoreo constante de la capacidad hidráulica.
  • Promoción de la educación y concientización sobre la importancia del despeje de cauces.
  • Coordinación entre diferentes entidades y actores involucrados.
  • Aplicación de medidas de mitigación adaptativas.
  • Evaluación periódica de la efectividad de las prácticas implementadas.

¿ Que hacer en caso de aluvión ?

En caso de enfrentar un aluvión, es importante tomar medidas rápidas para garantizar tu seguridad y la de tus seres queridos. A continuación, se presentan algunas acciones recomendadas:

  1. Mantén la calma y estate alerta: Mantén la calma y estate atento a las señales de advertencia y evacuación emitidas por las autoridades locales. Presta atención a los medios de comunicación, radios o sistemas de alerta temprana.

  2. Evacua si se indica: Si las autoridades te instruyen a evacuar, hazlo de inmediato siguiendo las rutas y los planes de evacuación establecidos. Sigue las instrucciones dadas y no te quedes atrás.

  3. Dirígete a terrenos elevados: Si estás en una zona propensa a aluviones, busca terrenos elevados como colinas o montañas para buscar refugio. El objetivo es alejarse de los cauces de agua y las zonas bajas.

  4. No intentes cruzar el agua en movimiento: Evita cruzar ríos o corrientes de agua en movimiento. El agua puede ser muy peligrosa y arrastrarte fácilmente. Busca puentes seguros o espera a que las autoridades te indiquen una ruta segura.

  5. Mantente alejado de los cauces de agua: Evita acercarte a los ríos, arroyos o zonas inundadas. El flujo de agua puede ser impredecible y muy peligroso. Mantente en terrenos elevados y seguros hasta recibir instrucciones de las autoridades.

  6. Busca refugio en lugares altos: Si no es posible evacuar o encontrar terrenos elevados, busca refugio en los pisos superiores de edificios sólidos. Permanece allí hasta que el peligro haya pasado.

  7. Comunícate con las autoridades y los servicios de emergencia: Informa a las autoridades locales o llama a los servicios de emergencia para notificar tu situación y obtener asistencia si es necesario. Sigue sus instrucciones y proporciona la información requerida.

  8. Evita el contacto con el agua y los objetos flotantes: El agua de los aluviones puede contener escombros, desechos y sustancias peligrosas. Evita el contacto con ella y con objetos flotantes que puedan representar un riesgo.

Recuerda que la seguridad personal es primordial durante un aluvión. Siempre sigue las instrucciones de las autoridades locales y mantente informado a través de fuentes confiables.

Territorio fluvial - La solución definitiva a un aluvión

Remamos a contracorriente y muchos expertos concuerdan en que, para no tener mas aluviones lo mas sensato es alejarnos de donde estos se han producido históricamente, vale decir, no construir cerca de ríos o sus cauces y entregarle al río un territorio que pueda inundar cuando se vea sometido a cargas muy grandes, las represas en algún punto cederán o fallaran y eventualmente el río ganara. Lo que si podemos hacer es definir lugares donde el río pueda desbordarse, como la demolición controlada de un edificio, aquí se busca que el colapso ocurra pero en nuestros términos, bajo un control estratégico.

El hidrólogo estadounidense Mathias Kondolf, profesor de Planificación Medioambiental en la Universidad de California en Berkeley, ex asesor del Congreso de EE.UU. y consultor de la Corte Internacional de La Haya, es partidario de devolver a los ríos su flujo natural, hoy emparedados por la expansión de las zonas urbanas o el desarrollo de obras hidráulicas.

Importancia de la vegetación en la prevención de aluviones y su impacto en la estabilidad de zonas cercanas a ríos y cauces

La vegetación desempeña un papel crucial en la reducción del riesgo de aluviones y la estabilización de las zonas cercanas a ríos y cauces. A continuación, se presentan algunas razones importantes de la importancia de la vegetación en los aluviones:

  1. Estabilización del suelo: Las raíces de los árboles, arbustos y plantas herbáceas ayudan a mantener unidas las partículas del suelo, evitando la erosión y el arrastre de sedimentos durante eventos de lluvias intensas. La vegetación actúa como una especie de «red» que sujeta el suelo, reduciendo la probabilidad de deslizamientos de tierra y aluviones.

  2. Absorción y retención del agua: La vegetación actúa como una esponja natural, absorbiendo el agua de las precipitaciones y ayudando a regular el flujo de agua. Las raíces y los sistemas de raíces de las plantas actúan como conductos que permiten que el agua se infiltre en el suelo de manera gradual, reduciendo la cantidad de agua que fluye directamente hacia los ríos y cauces, y disminuyendo así el riesgo de crecidas repentinas.

  3. Reducción de la velocidad del agua: La vegetación en las riberas de los ríos y los cauces ayuda a disminuir la velocidad del agua en su camino hacia estos cuerpos de agua. Las plantas y los árboles actúan como barreras naturales que ralentizan el flujo de agua, permitiendo que se disipe la energía y reduciendo el riesgo de erosión y daños causados por las crecidas.

  4. Filtración de sedimentos y contaminantes: La vegetación puede actuar como un filtro natural, atrapando sedimentos y contaminantes transportados por el agua en su follaje y sistema de raíces. Esto ayuda a evitar que los sedimentos se depositen en los ríos y cauces, lo que a su vez reduce el riesgo de obstrucciones y posibles inundaciones.

Remover la vegetación de las zonas cercanas a los ríos y cauces puede debilitar considerablemente las áreas y aumentar el riesgo de aluviones. Algunas formas en que la remoción de flora contribuye a debilitar estas zonas incluyen:

  1. Mayor riesgo de erosión: Sin vegetación, el suelo está expuesto directamente a la acción del agua y los vientos, lo que aumenta la probabilidad de erosión. Los sedimentos se pueden mover más fácilmente y acumularse en los ríos y cauces, lo que puede aumentar el riesgo de crecidas e inundaciones.

  2. Pérdida de la capacidad de retención de agua: La vegetación juega un papel importante en la retención y absorción del agua. Sin ella, la capacidad del suelo para retener agua se reduce, lo que puede resultar en un mayor escurrimiento superficial y un aumento en la velocidad y el volumen de agua que fluye hacia los ríos y cauces.

  3. Falta de estabilización del suelo: La vegetación ayuda a estabilizar el suelo, especialmente en laderas y pendientes pronunciadas. La falta de vegetación debilita la estructura del suelo y aumenta el riesgo